Cuarto uno: Miguel de Cervantes Saavedra

Miguel de Cervantes Saavedra, la mayor figura literaria de España, nació en Alcalá de Henares, un pequeño pueblo universitario cerca de Madrid donde fue bautizado en la iglesia de Santa María el 9 de octubre de 1547. Murió en Madrid el 23 de abril de 1616. Se sabe poco de sus años tempranos. Eran siete hijos de los cuales era el cuarto. Cervantes, sus hermanos y madre acompañaban a su padre, un cirujano ambulante, quien se esforzó en mantener su trabajo y familia viajando por toda España. A pesar de los viajes frecuentes de su padre, Cervantes recibió un poco de educación formal temprana en la escuela del humanista español Juan Lopez de Hoyos, quien enseñaba en Madrid por los años 1560. Sus primeros esfuerzos literarios - poemas escritos para la muerte de la esposa de Felipe II - son de esta época.

En 1569 Cervantes viajó a Italia para servir en casa de un noble italiano y se juntó al ejército español un año más tarde. Luchó con valor contra los turcos en la batalla de Lepanto en 1571. Fue herido seriamente y perdió su mano izquierda. Despué de un largo período de recuperación y más servicio militar, salió de Italia para España en 1575. Fue capturado durante su viaje de regreso por piratas de Berbería. Fue llevado hasta Argel donde estuvo prisionero por cinco años hasta que monjes trinitarios pagaron una suma considerable para su rescate. Esta experiencia fue un momento crucial en su vida y numerosas referencias a los temas de la libertad y cautividad salen en sus obras posteriores.

Su nueva libertad y regreso a España no fueron sin ciertas condiciones. Tenía muchas deudas por el rescate pagado. En 1584 se casó con una mujer de casi veinte años su menor (tenía 37 años para entonces), y pronto obtuvo un puesto como oficial gubernamental en el sur de España, requisando trigo y aceite para la campaña de la Armada (1588). Dos años después de la derrota de la Armada pidió permiso para emigrar al nuevo mundo, probablemente para mejorar su situación, pero le fue negado y le dijero que encontrara trabajo útil "en casa."

Para 1590 Cervantes ya se conocía como un autor prometedor. En 1585 publicó su primera obra en prosa, La galatea, un romance pastoril que había recibido alabanza de sus contemporáneos. También escribía para el teatro. En este período también empezó a escribir cuentos cortos, algunos de los cuales se incluyeron luego en sus Novelas ejemplares. Su obra más famosa, Don Quijote de la Mancha, se publicó en dos partes en Madrid. La primera parte se publicó en 1605, la seguna en 1615. La novela tuvo éxito inmediatamente. La primera parte tuvo seis ediciones en su primer año de publicación y pronto se tradujo al inglés y al francés. La fama de don Quijote llevó Cervantes a la atención de un público amplio. Después de 1605, la obra de Cervantes era muy solicitada: en 1613 su colección completa de cuentos cortos apareció en Madrid; su poema satírico Viaje del Parnaso se publicó un año más tarde; y en 1615 Cervantes publicó algunas de sus obras de teatro. Cervantes evaluó su última obra de ficción en prosa, Los trabajos de Persiles y Sigismunda, generalmente considerada una novela bizantina - cuya dedicación terminó cuatro días antes de morir - como una de sus mejores obras.